Otonari no Tensha-SamaOtonari no Tensha-Sama Capítulo 6

La siguiente reseña sobre el capítulo 6 de Otonari no Tensha-Sama contiene spoilers, así que si no has visto el capítulo te recomendamos lo veas primero.

El capítulo 6 de Otonari no Tensha-Sama nos trajo cosas bastante dignas de analizar en nuestra tradicional reseña. Como adelanto: tal hemos encontrado una temática oscura con uno de nuestros personajes, que aunque sea una especulación no deja de llamar la atención.

Los arcos de este episodio se situaron alrededor de la festividad de San Valentín.
Los arcos de este episodio se situaron alrededor de la festividad de San Valentín

Episodio 6. Un regalo del ángel

Chitose le pide ayuda a Fujimiya para saber qué puede regalarle en día de San Valentín a Itsuka, e insinua sobre lo que puede hacer su amigo con Shiina, pero lo niega sabiendo que Shiina le provoca ‘cosas’. Al tomar el té, Chitose le promete a Fujimiya a regalarle chocolate aunque él no lo pide tan dulce. Shiina también promete regalar chocolate a sus amigas porque si lo regalara a un chico sabría que la situación se le saldría de control. 

En el día de San Valentín, tanto Fujimiya como Itsuka reflexionan sobre el chocolate que regalan las chicas y su propósito. Fujimiya le declara a Itsuke que no sabe si Shiina tendría pretendido regalarle algo a él, aunque si lo recibe de Chitose. Por la noche, Fujimiya sufre por las consecuencias del regalo ácido de Chitose ante el cuidado de Shiina que le da chocolate caliente para limpiar el paladar. Fujimiya descubre que ese chocolate fue preparado por Shiina para el día el San Valentín y le dice a Shiina que está muy delicioso. Shiina sale corriendo a casa ante la sorpresa de Fujimiya, quien encuentra en la puerta, un regalo para él por parte de Shiina con una nota de agradecimiento por cuidarla. En dicho regalo se encuentran unos ‘orangettes’ que son más del agrado de Fujimiya.

En clase, Kadowaki se acerca a agradecerle a Fujimiya el prestarle una bolsa para que guardara todo el chocolate que le regalaron las chicas de la escuela. Itsuka le cuenta sus planes de convencer a su padre para casarse con Chitose aunque sugiriendo que eso también podría pasar con Fujimiya y Shiina.

Los orangettes de Shiina.
Los orangettes de Shiina.

En una tienda de regalos, Fujimiya busca un presente para el día blanco para Fujimiya preguntándole sobre la mejor opción para darle algo a Shiina. Llegando al departamento, Shiina se sorprende de que Fujimiya se ha arreglado demasiado para darle su regalo el cual es una pulsera y “un boleto para lo que quieras” dibujado personalmente por Fujimiya. Shiina le piden que le ponga la pulsera. Para estas alturas, Fujimiya sabe que está reprimiendo sus verdaderos sentimientos por Shiina mientras la ve sonreír.

Cuando Fujimiya regresa a su departamento encuentra a Shiina y aprovecha para agradecerle el regalo. Mientras hablan de las cosas que cada uno hace por el otro, Shiina le pregunta sobre el día de su cumpleaños que es el 8 de noviembre, acto seguido, es reprochado por esta por no decirle, pero Fujimiya se justifica en el que no se conocían ni se llevaban tan bien como en ese momento aunque promete celebrarlo ese año juntos, una promesa para seguir viéndose. Shiina se alegra aunque no deja de aclarar que no tiene otras intenciones.

Platicando y comiendo papas fritas, Itsuka descubre que Fujimiya siente muchas cosas por Shiina. Al llegar al departamento, Shiina le reconviene por comer antes de la cena.Eso no es problema para Fujimiya que pretende cenar igualmente, a la vez que indica que Shiina debería ganar peso tomándole de las manos para demostrarle que tiene los brazos flacos. Sin embargo, Fujimiya se disculpa por tocarla sabiendo que eso no le gusta a Shiina. Ella lo disculpa porque no es molesto que Fujimiya le toque, sino que otros chicos lo hagan. Él nota que no lleva la pulsera y Shiina le dice que no la debería usar seguido porque podría deteriorarse aunque le dice que le gustan todos sus regalos. Al irse a su habitación concluye que Shiina se comporta como una esposa joven.

El regalo de Fujimiya a Shiina y el  verdadero regalo de Shiina a Fujimiya
El regalo de Fujimiya a Shiina y el verdadero regalo de Shiina a Fujimiya

La creciente duda de Fujimiya

De todos los capítulos de esta temporada, este podría ser el que ofrece más de qué hablar. Hemos encontrado al menos tres temas en los cuales podemos disertar, pero vamos por partes.

El capítulo pasado vimos a un Fujimiya temeroso, con una autoestima y una inseguridad que inciden en su relación de amistad con Shiina. Esta vez, lo que muestra Fujimiya en todo el episodio no es más que un deseo reprimido y una reflexión constante que tienen un solo tiempo y espacio: con Shiina. Es claro que ambos se importan, a pesar de que han establecido límites sobre el crecimiento de la relación, no así de su duración.

Además es claro que ambos se tratan como un par de esposos jóvenes con roles que han surgido espontáneamente, pero que están definidos. Vemos a Fujimiya en un rol protector cuando Shiina está vulnerable a contraer algún resfriado, a ir por las compras y en hacer que Shiina se sienta cómoda. Mientras tanto, Shiina cumple el rol del cuidado del hogar, el de balancear las cosas cuando necesitan estarlo. Y aunque en la escena final del episodio vemos a Fujimiya sorprendiéndose así mismo por la de vincular a Shiina como una joven esposa, la verdad es que él también está cumpliendo un papel que es imposible no confundir junto a ella como esposos.

Especulación responsable

Una de las interrogantes que me llamaron la atención de este episodio es ver a Shiina reafirmando su rechazo a que hagan contacto físico con ella. Entre miles de posibles respuestas a este cuestionamiento, vemos más viable la de un oscuro pasado donde Shiina es víctima con un trauma que no puede superar. No hemos sabido mucho de su pasado, tampoco de su familia y no parece que pronto sepamos algo de ellos. Son evidentes los rechazos de Shiina hacia relacionarse a los hombres, a contemplar con sorpresa y agradecimiento la amabilidad que le ofrece Fujimiya. Esto siempre deja lugar a que hagamos especulaciones sobre un tema que no se nos ha revelado aún. Sin embargo, esto hace más interesante nuestra expectativa al desarrollo que los productores de este anime puedan ofrecernos.

Cabe resaltar que el personaje de Shiina es bien recibido por el público quien ha quedado encantado con los atributos personales demuestra y que van lejos de los atributos físicos que son comunes. Es un personaje que se ha ganado el cariño de la audiencia lejos del morbo y la hipersexualización que abunda con los personajes femeninos, lo cual es digno de resaltar.

A forma de glosario

día blanco. Tradición anual que en Japón consiste en que los hombres deben repartir regalos a las mujeres que les obsequiaron chocolates el 14 de febrero. Se festeja tradicionalmente el 14 de marzo y toma el nombre de la costumbre de regalar chocolates blancos a la mujeres.

Shiina se ha ganado el cariño de los fans.
Shiina se ha ganado el cariño de los fans a través de sus virtudes.

Sinopsis de Otonari no Tenshi-sama:

Después de resfriarse al dar su único paraguas a una chica sentada bajo la lluvia, Amane Fujimiya sólo espera que ella se lo devuelva eventualmente. Sin embargo, Mahiru Shiina, el “Ángel” de la escuela de Amane y su vecina, le da mucho más que eso. En lugar de sólo el paraguas, insiste en devolverle el favor ayudándole a recuperarse de su resfriado. Sin embargo, ella es ajena al campo de batalla que es el apartamento de Amane.

La única palabra que Mahiru encuentra en su boca para describir el caos es “antiestético”. Pero a pesar de su antipática descripción, Mahiru procede a ayudar al desesperado Amane. Otonari no Tenshi-sama ni Itsunomanika Dame Ningen ni Sareteita Ken sigue a Amane mientras es atendido por Mahiru, que se ocupa de varias tareas, desde la limpieza de su apartamento hasta la preparación de la cena. ¿Hay algo que el ángel no pueda hacer?

por Cristóbal Romero

I'm just a man who earn his life in the galaxy.